Flash

Flash

TITULO ORIGINAL: The Flash

ACTORES PRINCIPALES: Ezra Miller.

GENERO: Fantasía, Aventuras, Acción.

DIRECCION: Andrés Muschietti.

ORIGEN: Reino Unido.

DISTRIBUIDORA: Warner Bros

ESTRENO: 15 de Junio de 2023

143 Minutos

Apta mayores de 13 años

Los mundos chocan en "Flash" cuando Barry usa sus superpoderes para viajar en el tiempo y cambiar los eventos del pasado. Pero cuando su intento de salvar a su familia altera el futuro sin darse cuenta, Barry queda atrapado en una realidad en la que el general Zod ha regresado, amenazando con la aniquilación, y no hay superhéroes a los que recurrir. Es decir, a menos que Barry pueda sacar a un Batman muy diferente de su retiro y rescatar a un kryptoniano encarcelado... aunque no sea el que está buscando. En última instancia, para salvar el mundo en el que se encuentra y regresar al futuro que conoce, la única esperanza de Barry es escapar de él para salvar su vida. Pero, ¿será suficiente hacer el último sacrificio para reiniciar el universo?

RESUMEN CRITICAS

Hugo Zapata C -

Matías Lértora A

LECTORES
6.4

Rotten Tomatoes (USA) 72 %

Clarín buena

La Nación buena

Página 12 6

CRÍTICA DE HUGO ZAPATA

C -

Al momento de comprar la entrada bajen considerablemente las expectativas porque el contenido del film no está a la altura del hype sobredimensionado y artificial que se creó en una oficina de Los Ángeles.

Se suponía que los cadetes de marketing que operan para el estudio, disfrazados de comentaristas de cine, tenían que difundir una reacción positiva de la película, sin embargo la terminaron por convertir en la gran “obra maestra del género de superhéroes” y “la mejor producción de DC de los últimos 30 años”.

Elevaron a un nivel demencial la exageración al punto que el material que se presenta en las salas no es compatible con la mentira que vendieron en las últimas semanas.

Describir a Flash como una obra de Andy Muschietti es un despropósito ya que se trata de una película sin alma, intervenida, manoseada y manipulada por el estudio Warner, cuyo rodaje se desarrolló durante un período caótico de la compañía a raíz de los cambios de management.

Muschietti perdió el control creativo del proyecto desde el momento en que le impusieron el casting de Supergirl, las nuevas raíces latinas de Barry Allen e infinidades de problemas que algún día tal vez lleguemos a conocer en detalle.

En esencia Flash no es otra cosa que una sitcom anclada en la nostalgia añeja donde la fantasía de los cómics ocupa un segundo plano.

Si celebraste el Thor de Taika Waititi, aplaudiste Guardianes de la Galaxia 2 y te descostillaste de risa con el Shazam de Zachary Levi es un acto de coherencia que te encante este estreno y está perfecto.

En ese caso no puedo aportar mucho más en la reseña.

Sean felices y disfruten los pochoclos.

Para el resto, tengo un par de cosas que expresar al respecto.

 Dentro del casting que Zack Snyder escogió para la Liga de la Justicia Ezra Miller siempre fue la opción más cuestionada.

Tiene que ver con su estilo de interpretación.

El modo en que transmite los diálogos y sus expresiones faciales generan una incomodidad absoluta porque la composición del personaje apunta a retratar al superhéroe como un ser patético y pusilánime.

Inclusive por momentos hasta da la impresión que padece algún tipo de desequilibrio mental.

Lejos de atenuar esta cuestión en la película de Flash no tuvieron mejor idea que potenciar esos rasgos con una veta mucho más cómica y el resultado es fatal.

Miller interpreta dos versiones del personaje principal y la nueva es peor que la anterior.

La primera hora es la más complicada y como mencioné en mi reacción inicial tuve que hacer un esfuerzo para no abandonar la sala porque la pasé horrible. 

No es divertido ver a Barry travestido con las ropas de una anciana o corriendo desnudo por las calles como un imbécil.

Miller se pasa de freak y genera un rechazo permanente con su patética sobreactuación y el modo en que maneja la comedia y las situaciones melodramáticas.

No está mal que esta clase de películas tengan humor pero en este caso lo llevan a un extremo que termina siendo tedioso.

Hacia el final intentan crear un momento emotivo con la madre del protagonista (pobre Maribel Verdú) que califica entre las secuencias más incómodas que se registraron en una producción de Warner de los últimos años.

El primer alivio llega con una escena de acción que distrae al relato de la estupidez e incluye al Batman de Ben Affleck.

Lamentablemente el actor tiene una intervención muy limitada y enseguida se toma el palo como si expresara “ya me quemé una vez con esto, ahora que Michael Keaton levante el muerto”.

Tras el primer acto fatídico entonces llega San Michael para ponerle un poco de onda al espectáculo pero tampoco puede hacer milagros.

Un regreso donde por momentos sobrevuela el fantasma del Luke Skywalker del episodio 8 de Star Wars.

El tema con la explotación tóxica de la nostalgia es que por más que suene la melodía de Danny Elfman y Keaton se ponga el traje de Batman vos no vas a tener nueve años otra vez y Warner tampoco puede replicar el fenómeno cultural de 1989.    

 Fuera del contexto de la obra de Tim Burton en este argumento al personaje se lo percibe como un sapo de otro pozo y no ayuda para nada que tenga que interactuar de manera forzada con la versión hermanos Farrelly (con vómito incluido) de Flash.

Pese a todo, Keaton le saca agua a las piedras con su labor y consigue que puedas completar el visionado, más allá del cierre bochornoso que le dan a la participación de Batman.

El supuesto “gran regreso” deja sabor a poco.  

Sasha Calle por su parte compone una adaptación libre de Supergirl y en su primera aparición reparte más piñas que Henry Cavill en todas sus intervenciones como Superman.

No encuentro un argumento sólido para objetar su labor donde por lo menos le aporta al personaje la dignidad que brilla por su ausencia en la interpretación de Miller.

Cabe resaltar que la heroína no tiene chance de aportar nada significativo en el relato y es utilizada como un elemento decorativo.

Hace unos años se estrenó Spiderman: No Way Home que trabajaba un concepto similar y también contenía un primer acto complicado donde también estaba presnete la trillada explotación de la nostalgia.

Sin embargo la aventura que ofrecía era mucho más llevadera. 

Una debilidad enorme de Flash es la ausencia de un antagonista notable o interesante que genere tensión en el conflicto.

Michael Shannon en piloto automático no aporta nada como el General Zod y termina muy deslucido y la idea que Barry sea su propio enemigo resulta pobremente ejecutada.

Por otra parte, la desidia creativa con la que se aborda el Multiverso es abrumadora como si los realizadores no hubieran sabido que hacer con ese concepto. 

De hecho, la gran batalla final, que por cierto no podría haber sido más genérica, tiene lugar en un desierto mundano donde los héroes combaten a un grupo de kriptonianos maléficos.

No deja de ser una curiosidad que DC le puso más dedicación y cariño a la miniserie televisiva, Crisis en las Tierras Infinitas, que hicieron con dos mangos.

Luego intentan compensar todo con una secuencia artificial de fan service donde le rinden homenaje a las grandes glorias audiovisuales de la franquicia que parece un material eliminado de Space Jam 2.

Ya no se trata de valorar una película por una historia creativa y conceptos de fantasía bien desarrollados sino de aplaudir cameos bobalicones en CGI que no son otra cosa que tapa baches burdos de mercadotecnia.

Inclusive ese apego a la nostalgia añeja en la que se estanca el film por momentos  termina siendo depresivo y queda la sensación que esta es la película de Flash que se merece la cultura geek de la actualidad. 

En lo referido a la puesta en escena los efectos especiales son bastante pobres con  secuencias de CGI que parecen haber sido realizadas en el 2002.

Dentro de este campo técnico las peleas de Supergirl son las más afectadas y se contraponen a las de Batman que al no depender del artificio digital quedan mejor paradas.

Flash tampoco es la peor película de superhéroes que vimos en los últimos años pero demanda paciencia ya que tiene un inicio complicado y el último acto es un caos.

En última instancia la experiencia también depende de cómo conectes con el estilo de humor que proponen los ejecutivos de marketing de Warner que fueron responsables de esta producción.

Para sufrir menos mi recomendación es entrar a la sala una hora después de iniciada la función.

La otra opción es llegar temprano, te tomás un café y le pides a un empleado del cine que te avise cuando entre Keaton en escena y de ese modo el espectáculo se hace más ameno.

La buena noticia es que Flash es tan intrascendente en su contenido que James Gunn, la última bala de plata que le queda a DC, puede reiniciar la franquicia otra vez sin problemas.

Aunque después de ver esta película creo que el único material decente que vamos a encontrar en el futuro surgirá únicamente de las producciones animadas.

DC necesita encontrar un equilibro y salir de los extremos.

En un par de años pasamos de la depresión bucólica de Snyder a la idiotez radicalizada que primero implementó Marvel.

Si sos muy fan de este personaje (mis condolencias) y entendés que Mark Waid no es una línea de calzado deportivo hay que tomarse con calma el estreno y esperar a que algún día llegue una representación más digna.

Por el momento John Wesley Shipp, el protagonista de la serie de 1990,  retiene la corona como el mejor Barry Allen live action de todos los tiempos. 

Que les sea leve.

ver crítica completa

CRÍTICA DE MATÍAS LÉRTORA

A

ACLARACIÓN IMPORTANTE: Normalmente suelo aclarar cuando hago una reseña sobre una película de DC Comics que al ser muy fan puedo no ser del todo parcial. Ahora redoblo esa afirmación, diciendo que en Flash soy amigo de su director y que colaboré en una etapa inicial del proceso creativo.

Flash es el sueño de un fan de DC. Voy a ser muy polarizante en esto, si no te gusta Flash, no te gusta DC.

Es un film que balancea muy bien los últimos 10 años de cine de la compañía (arrancando por Man of Steel, 2013) y que culminan aquí en lo que es un punto de inflexión para lo que viene.

El balance también se encuentra en la nostalgia y el fan service, ya que se siente por momentos como una película ochentosa en fórmula (y en referencias).

Asimismo, también en el humor. Ya que posee bastante, sobre todo en el primer acto. Y esto en lo particular no es algo de lo cual yo soy fan ya que prefiero a este tipo de films más solemnes, pero aquí está muy bien insertado dado a cómo fue presentado y escrito el personaje en sus apariciones anteriores.

Y cuando tiene que ser serio, es serio.

Y hablando de fórmulas y actos -y tratando de no caer en spoilers- lo que amo de este film es que rompe las reglas formuláticas de una película de superhéroes en lo que tiene que ver con villanos y clímax. Solo diré eso.

Andy Muschietti demuestra su versatilidad y capacidad de pasar del terror a este género en apogeo.

Le da su impronta y sus planos característicos. Imprime de alma y sentimientos a un film que lo necesitaba.

El tronco es la relación madre/hijo, el acto heroico y el sacrificio.

Todo eso se consigue con creces.

En lo actoral se destaca fuerte. Ya que Ezra Miller (y aquí bajo ningún punto de vista se opinará sobre la vida privada del actor con detrimento hacia su trabajo tal como otros profesionales lo han hecho), la rompe en su doble papel cargado de matices.

La revolución tecnológica para que pueda interactuar con otra versión de sí mismo es formidable.

Y obviamente hay que dedicarle su párrafo al co-protagonista de este film: Michael Keaton en su regreso como Batman 30 años después.

Un hombre que siempre dijo “I’m Batman” cada oportunidad que tuvo y que repite aquí en una de las tantas secuencias fan service.

El tiempo ha pasado para el personaje y no es el mismo que en 1992, pero su esencia está. Sus muecas, gestos y miradas. Es el “elemento” clave para terminar de darle estatus a la película.

Por su parte, Sasha Calle nos brinda una Supergirl diferente a la de los comics y se apodera de cada escena. Te deja con muchas ganas de más.

Maribel Verdú es la clave del film. Y consiguió lo que Andy se propuso: que nos importe aquella relación de madre e hijo. Que sea tangible ese cariño.

Ben Affleck se despide por la puerta grande de su Batman/Bruce Wayne con el encapotado en su versión más comiquera. Sigo manteniendo que es el mejor Batman live action hasta la fecha.

Y en su acotada aparición, Michael Shannon también está a la altura, al igual que el resto del elenco.

¿El CGI? Ese es uno de los temas más controversiales. Hay un par de secuencias que no están a la altura de lo que hemos visto que es posible en estas superproducciones. Pero estamos hablando de segundos en un film de dos horas y media.

Hay una saña por demás con esto.

El resto es maravilloso y me encantaría hablar de las sorpresas y demás, pero obviamente no puedo hacerlo.

Flash es un film-evento. Un relato épico multiversal que hará descontrolar la mente de los fans e incluso llorar de emoción a más de una persona.

Sin duda alguna, nos encontramos ante una de las mejores películas de superhéroes de la historia y en mi ranking personal: top 3.

¡Gracias Andy!

ver crítica completa

CRÍTICAS DEL PUBLICO

LOGIN PARA COMENTAR
-Para enviar un comentario es necesario que seas Usuario registrado.
-Es muy fácil y rápido. Si ya estás registrado, solo ingresá tu login, y si no lo hiciste entrá acá.
PUNTAJE: 6
odeonx(43)
Flores
Es una buena mala película. Si se te aparece un sábado en cine trece, te la quedás viendo? seguro que si. A eso apunta y para eso cumple.
ver crítica completa
PUNTAJE: 8
rbamio_51(63)
Congreso
La ví en: CINÉPOLIS Avellane...
Luego de leer distintas criticas la vi con muy malas espectativas, pero me gusto bastante (sobre todo despues de ver la Sirenita). Los homenajes a distintas versiones me parecio un buen toque (menos la del superman de Nicolas Cage que nunca se finalizo). Y volver a ver Keaton como Batman fue el toque final.
ver crítica completa
PUNTAJE: 5
AWSOM70(53)
POR EL MUNDO
The Flash es una pelicula entretenida, pero hasta ahi no mas, la primera hora es un embole, pero cuando aparece el mejor caballero de la noche (Michael Keaton) levanta mucho mas. Otro tema, es el CGI que en lo que a mi respecta me harto, parece que fuera un juego de consola PS2. Despues Andrés Muschietti viene de otro palo que es el cine de terror y a veces cuesta tomarle la mano a otro genero es lo mismo que le paso a Scott Derrickson. Dos momentos me parecieron extraordinarios, como ya dije verlo a Keaton un poroto mas sumo, el otro en el final que dice (Agradecimientos a Matias Lertora). Ahora que James Gunn esta detras de DC, esperemos ver films mas descentes. Le doy 5
ver crítica completa
PUNTAJE: 8
slayman(51)
Gregorio de Laferrere
La ví en: Showcase Haedo
La verdad hace rato no comento, pero esta me motivo. es una chingoneria, se mamaron al producir el film. tiene sus momento, pero en lineas generales le doy un 4/5 estrellas.
ver crítica completa
PUNTAJE: 7
banuera_34(46)
San Fernando
La ví en: CINÉPOLIS Recoleta
Me gusto pese a todo.La nueva Supergirl que apenas la vi pensé en la del 80 rubia y al rato apareció junto al mitico Christopher Reeve.Michael Keaton un alivio,un groso que levanto la peli.Tambien me gusto el cameo al final de Andres Muschieti.Pero Zod no se luce mucho.Y Ezra Miller siempre lo dije es mejor verlo en dramas que aca.Las Ventajas de ser Invisible o Tenemos que hablar de Kevin de ahi no se tiene que mover porque es un actor perfecto para el drama.Y Maribel Verdu que hacia ahi?! no me gusto aca,nada.Y como dije la escena del supermercado al final me conmovio y es ahi donde le sale mejor el personaje a Ezra.Despues las interacciones con el/hermano me durmieron...Un 7 igual.
ver crítica completa
PUNTAJE: 4
Joaqui(23)
Río Ceballos
La ví en: Dinosaurio
Desde el vamos visualmente se encarga de destripar lo peor que vi en años en una sala de cine, no importa el "concepto" o a donde apunta, se ve mal y te quita por completo de la experiencia. Reiteradas veces tuve que hacer la vista insultantemente gorda. Me compró siempre Ezra Miller, y lo sigue haciendo, pero el Flash Alterno de "otra dimensión", es insoportable. El humor no causa más de un par de veces, no funciona, lisa y llanamente llega a molestar. Ahora lo bueno, y, Michael Keaton, como se podía esperar, salvo por las veces que lo hacen quedar en rídiculo, ofrece algo que emociona ver así como las otras sorpresas que da la pelicula. Eso es todo, espero puedan disfrutarla más que yo.
ver crítica completa
PUNTAJE: 7
Nico ;(32)
Capital Federal
La ví en: Atlas Caballito
Injustamente masacrada. Creo que se le pueden hacer muchas críticas, pero la mayoría de los fans de Snyder no sueltan y critican absolutamente TODO. Es cierto que por momentos cansa Ezra y se ve sobreactuado pero no llegó a molestarme. Las apariciones de los Batman me encantaron, sobretodo Keaton que se luce. ¿Los efectos? Sí, podrían ser mejores pero tampoco hace que no se pueda disfrutar de la película. Ojalá DC pueda volver a encontrar el camino y la gente apoye, pero por ahora parece difícil.
ver crítica completa
PUNTAJE: 7
Juan Pablo (31)
La ví en: Cinemacenter San Jua...
La película tiene unos efectos especiales terribles, la película se te pasa volando, el villano no me gusto para nada, en resumen, flash es una película entretenida pero no llega al nivel de otras películas de DC.
ver crítica completa
PUNTAJE: 7
Lgosso23(36)
Olivos
La ví en: Hoyts Unicenter Prem...
Me parece interesante como encararon esta película. Puntualmente nunca destaqué a FLASH como SuperHéroe porque me aburría y sentía que le faltaba, digamos, su contracara. Esta pelicula se encargó de mostrarme todo su potencial y es interesante como nuclea mucho al resto de DC y el potencial Multiverso. Llevadera, entretenida, cliché pero bien emotiva, creo que cumple y te da sustancia para no caer en otras entregas que fueron de menor calibre.
ver crítica completa
PUNTAJE: 1
alquimistafm(37)
Olivos
La ví en: Multiplex Belgrano
The Flash no es la peor pelicula de superheroes que vi en mi vida sino directamente una de las peores peliculas en general. Ni Michael Keaton volviendose a poner un traje de Batman la salvan de la quema y eso que fui buscando solo eso. Los 10 minutos finales con ese pastiche CGI horrendo incluido son lo mejor por no decir lo unico rescatable de una cinta que hace ver a las producciones de Taika Waititi y James Gunn como grises y depresivas. Creo que lo que mas hice durante la proyeccion fue taparme la ara y darme vuelta de la verguenza repitiendome no poder creer lo que estaba viendo y eso que crei estar bastante curtido al respecto dadas algunas producciones de la competencia.
ver crítica completa

VIDEOS

NOTICIA RELACIONADA