Aladdin

Aladdin

TITULO ORIGINAL: Aladdin

ACTORES PRINCIPALES: Mena Massoud, Naomi Scott, Will Smith.

GENERO: Comedia, Aventuras.

DIRECCION: Guy Ritchie.

ORIGEN: Estados Unidos.

DISTRIBUIDORA: Buena Vista

ESTRENO: 23 de Mayo de 2019

123 Minutos

Apta para todo público con leyenda

Versión live-action de Aladdin. Una lámpara mágica cambiará el destino de Aladdin, un joven callejero a través de los deseos concedidos por el Genio de la lámpara. Mientras el malvado Jafar intenta conseguirla para convertirse en el Sultán más poderoso de Agrabah.-

RESUMEN CRITICAS

Hugo Zapata C -

Matías Lértora B +

LECTORES
8.4

IMDB (Internacional) 6.6

Rotten Tomatoes (USA) 59 %

Clarín muy buena

La Nación buena

CRÍTICA DE HUGO ZAPATA

C -

Aladdin quedará en el recuerdo como la primera película impersonal y desapasionada de la filmografía de Guy Ricthie.

Un artista que a lo largo de su carrera siempre impuso la impronta del cine de autor en todos los proyectos que abordó.

Ya sea que trabaje el género gánster, el thriller de espionaje o la fantasía, en sus obras se puede reconocer con facilidad un estilo propio de realización. En esta oportunidad Ritchie realizó el film bajo el látigo del ratón Mickey, quien fue el verdadero director de esta remake.

A lo largo de la trama el cineasta inglés muestra una mínima rebeldía ante el yugo del ratón y en ocasiones aparecen pinceladas de su arte pero son muy escasas. El panorama que ofrece esta producción es muy decepcionante porque ante un artista de estas características se podía esperar un poco más.

Podemos resaltar una secuencia de acción donde Ritchie incluyó una linda referencia a El Ladrón de Bagdad (1924) con Douglas Fairbanks, pero en general se nota que esta película no es suya.

Aladdin no deja de ser otro exponente que consolida la peor crisis creativa en la historia de los estudios Disney.

Con toda la plata del mundo no se les cae una idea y acuden a estos refritos insulsos, destinados a un segmento del público que alaban estas cosas por la nostalgia de su infancia.

En Dumbo, que era otra remake innecesaria, al menos tenía las características del arte de Tim Burton y el director trabajó al personaje con una historia completamente diferente. Había cine, ideas y momentos emotivos. En esta producción siguieron el mismo camino que La bella y la bestia, donde se limitaron a copiar el clásico de 1992 sin aportar nada relevante y lo poco que agregaron encima resultó fallido.

El lenguaje cinematográfico de los dibujos animados tiene características propias que son imposibles de clonar en un espectáculo live action. Por ese motivo las secuencias de acción, las personalidades de los protagonistas o el clímax de la trama, que era emocionante en la versión original, acá se recrea de un modo forzado.

En Aladdin todo se ve falso y la narración jamás consigue conectarnos con la magia de la obra original.

Más que una película este estreno parece un espectáculo teatral de los parques temáticos de Disney filmado para una pantalla de cine.

Esa es la sensación que tuve durante el visionado.

El protagonista se desenvuelve en un mundo donde las calles de Bagdad lucen demasiado limpias y el resto de los personajes, hasta los comerciantes pobres, aparecen impecablemente vestidos.

Resulta increíble que con un presupuesto de 183 millones de dólares, en pleno 2019, no pudieran lograr que las secuencias de vuelo con la alfombra mágica se vieran reales. Los efectos digitales en generan se perciben muy artificiales.

En lo referido al reparto, las actuaciones son de medio pelo salvo por dos excepciones. Will Smith es la gran figura que levanta por completo el aburrimiento que genera este film donde no hicieron nada creativo con este clásico personaje de Las mil y una noches.

Smith tuvo la inteligencia de no copiar la emblemática interpretación de Robin Williams y construyó un personaje diferente que no se apega al genio de la versión animada.

Sus intervenciones son muy amenas y es una pena que el resto de la película no siguiera el mismo camino.

Naomi Scott como Jazmín sobresale con una gran interpretación vocal en las secuencias musicales, pese a que Disney arruinó el personaje con la ya irritante agenda progresista. En esta película la protagonista tiene toda una subtrama de empoderamiento femenino que resulta un lugar común innecesario.

En la historia de esta compañía la princesa Eilonwy de El caldero mágico (1985) y Jazmín, en Aladdin, fueron las pioneras en romper con los arquetipos femeninos en largometrajes de animación.

En el caso de la princesa árabe ella ya era un personaje empoderado, independiente y autosuficiente.

Resaltar esto con la nueva canción Speechless, de un modo tan burdo, es un lugar común que se siente completamente forzado por la agenda política del estudio. La canción es buena pero parece pertenecer a otra película.

La verdad que cuesta mucho entender las alabanzas a este film cuando convirtieron a Jafar, uno de los mejores villanos que brindó el estudio en su filmografía, en un personaje tonto que además terminó completamente desdibujado en la remake.

La culpa no es del actor Marwan Kezari, que es un buen artista, sino del guión y la dirección que no le dieron el espacio para sobresalir un poco más en el rol.

Quienes busquen una salida de karaoke para cantar los clásicos de esta banda de sonido tal vez la disfruten más, ahora como propuesta cinematográfica Aladdin es de lo más olvidable que brindó la filmografía live action de Disney en el último tiempo.

ver crítica completa

CRÍTICA DE MATÍAS LÉRTORA

B +
Para quienes fuimos niños en los 90s, Aladdin fue más que una película. Fue algo que nos fascinó.
Veníamos de La sirenita (1989) y La Bella y la bestia (1991), dos fantásticas películas, pero sin la dosis de aventura que tenía la historia de la Lámpara Mágica.
Eso, sumado al gran videojuego de consolas caseras, marcó a una generación. Amén de su excelente banda sonora.
Ahora bien, había mucha reticencia con este estreno. Primero y principal, porque lo que se veía en los trailers no convencía, y segundo, porque había una aparente falta de carisma en sus personajes.
Por lo que debo decir que me sorprendió para bien. Los trailers no le hacen justicia. La película es buena, pese a sus fallas.
El primer acto es muy bueno, sobre todo los primeros 25 minutos. Que, casualmente, son los que tienen la identidad y sello de Guy Ritchie.
Luego da la sensación de que el director abandonó su puesto y que otro ocupó la silla, dado a que el resto del metraje es bien de fórmula Disney y sin personalismos.
La banda de sonido sigue siendo impresionante, pero con un par de temas nuevos que no están a la altura y que desentonan un poco.
La historia es la misma, pero con algunas variaciones que le suman.
Ahora bien, el alma de Aladdin siempre ha sido El Genio, y si bien Will Smith hace un buen laburo, tampoco se luce.
Aunque en Argentina no disfrutamos a Robin Williams como el personaje en su momento con motivo del doblaje, los que nos convertimos en cinéfilos nos hicimos fans de lo que había logrado.
Smith no intenta imitarlo, lo cual está bien, y hace suyo el papel, pero en la comparativa sale perdiendo. Y tampoco lo ayuda el CGI azul.
Ese es otro tema, los VFX. Por momentos son alucinantes, y por momentos parece que no los terminaron.
En cuanto al resto del elenco, salvo Naomi Scott, quien interpreta a la princesa Jazmín con mucha frescura y acorde a los tiempos actuales, el resto no convence.
Jafar (Marwan Kenzari), quien era un gran villano en el film animado, aquí no inspira nada.
Pero lo más grave es que el titular de la historia y por la cual la película lleva el título, no posee carisma para ese personaje. Mena Massoud no me causó nada, y eso le resta bastante a todo.
En definitiva, Aladdin no es la mejor adaptación live action de Disney, pero tampoco la peor.
No va a defraudar a los que crecimos con la original y atraerá muy bien a las nuevas audiencias.
 
ver crítica completa

CRÍTICAS DEL PUBLICO

PUNTAJE: 7
dragonicko(31)
Munro
La ví en: Showcase Norte
Aladdin es la misma pelicula que vimos en los 90 pero ahora es politicamente correcta. El mayor cambio con respecto a la original pasa por Jazmin quien tiene mas fuerza en la historia y no se contenta con ser la princesa de turno. Will Smith esta muy bien como el genio, es lejos lo mejor de la pelicula no sera Robbie William pero tiene mucho carisma.
ver crítica completa
PUNTAJE: 9
GreedSin(30)
La ví en: Cinemark Puerto Made...
Me encanto la pelicula, 2 horas que se pasaron volando, los bailes, la música, los actores, todo. Will Smith haciendo de Will Smith, haciendo sus payasadas. Hermosa película para verla en familia.
ver crítica completa
PUNTAJE: 9
Santiago Agustin (28)
Chacras de Coria
La ví en: Cinemark 10 Palmares...
Aladin fue una de mis películas favoritas en mi infancia. Por lo cual mi crítica no es tan critica y está influenciada para bien o para mal por mi amor a la animada. Para bien creo que está muy bien llevada, con toda la magia de la original y un par de canciones nuevas que la re pegaron. La única del casting que está a la altura y más también es Naomi Scott, me gusta su trabajo desde hace tiempo pero la verdad su Jazmín me dejó sin palabras siendo mi personaje menos querido de la Original acá es todo lo contrario. Además está muy bien filmada y las canciones originales están geniales. Como malo las demás actuaciones Mena Massoud a la cabeza pero creo que la peli supera mis expectativas
ver crítica completa

VIDEOS

NOTICIA RELACIONADA