Dios los cria y ellos...

Dios los cria y ellos...

TITULO ORIGINAL: Coexister

ACTORES PRINCIPALES: Audrey Lamy, Fabrice Eboué, Ramzy Bedia.

GENERO: Comedia.

DIRECCION: Fabrice Eboué.

ORIGEN: Francia.

DISTRIBUIDORA: Impacto

ESTRENO: 31 de Mayo de 2018

90 Minutos

Apta mayores de 16 años

Bajo la presión de su jefa, un productor musical a la deriva decide iniciar una banda formada por un rabino, un sacerdote y un imam para hacerlos cantar juntos. 

RESUMEN CRITICAS

Matías Lértora B

LECTORES
6.0

IMDB (Internacional) 5.9

Clarín buena

La Nación regular

Página 12 5

CRITICA DE MATíAS LéRTORA

B
Entre tanto tanque de Hollywood y película nacional, llega esta comedia francesa a la cual le fue muy bien en Europa cuando se estrenó el año pasado.
La idea de juntar a las tres religiones monoteístas principales del mundo en tono gracioso ya se ha hecho antes, pero aquí el agregado musical le aporta una novedad.
Si bien el guión es muy obvio de principio a fin, los personajes son muy queribles y por ello te dejás llevar.
Hay algunas secuencias muy graciosas y otras tantas que intentan serlo pero que no lo logran.
El director, que también es actor e interpreta al manager que forma a la banda, Fabrice Eboué, hace buen uso de su oficio de comediante, pero no logra muchos de los golpes de efecto que pretende.
A su vez, la clásica y característica “comedia francesa” se encuentra un poco diluida en esta producción. Sin llegar a una “americanización”, pero hay una pérdida de identidad.
Asimismo, el elenco está muy bien. El trío compuesto por Ramzy Bedia, Guillaume de Tonquédec y Jonathan Cohen tiene mucha química.
Lo mismo ocurre con el mismo Fabrice Eboué y quien hace de su asistente, Mathilde Seigner.
En definitiva, Coexistir (título original y mucho más preciso que el que le dieron aquí), es una buena comedia para pasar el rato. Una opción diferente.
ver crítica completa

CRITICAS DEL PUBLICO

PUNTAJE: 6
T(27)
Capital
Una curiosa mirada a la fragilidad del colectivo marketing musical que muestra el nivel de bizarrismo al que puede llegar un trio de religiosos en una banda. El rabino se roba varias escenas y la canción que los hace famosos en radios "coexistir" es tan ingenua como pegadiza.
ver crítica completa

VIDEOS